Consejos para comprar monovolumen

Los monovolúmenes son un tipo de vehículos que ha visto como su demanda se reducía en favor de los SUV. Pero aunque la tendencia sea desfavorable, las marcas siguen apostando por estos modelos, que presentan unas ventajas importantes entre las que destaca su polivalencia. De hecho en muchos casos es más indicada la compra de un monovolumen por encima que la de un SUV debido a su mayor habitabilidad en general.

Aunque si ya estás pensando en hacerte con un vehículo de este tipo seguro que te asaltan las dudas. Dentro de los monovolúmenes hay múltiples opciones, varios tamaños donde elegir y diferentes configuraciones. Ya hemos visto las guías de monovolúmenes pequeños, monovolúmenes compactosy monovolúmenes grandes. Ahora vamos a analizar todos los tipos y aclarar las ventajas e inconvenientes que puedan presentar.

Descripción

Empezamos por el nombre, monovolumen, que quiere decir que solo tiene un volumen. Eso lo podremos ver claramente en su diseño exterior, pues el motor, el habitáculo y el maletero se encuentran en el mismo volumen. De ahí a que tengan formas más redondeadas, con pocos ángulos, incluso ahuevadas en algunos casos. En el otro extremo podremos las berlinas, en las que es fácil distinguir los tres volúmenes.

Con esta forma los diseñadores tienen menos margen para hacer cosas llamativas. Es lógico que los monovolúmenes entren menos por el ojo, frente a otras carrocerías en las que se juega más. No contarán con la altura libre al suelo de los SUV y, en la mayoría de casos, tampoco con sus grandes llantas y pasos de ruedas. Tampoco con los atractivos portones traseros de los compactos. Pero aquí lo que prima es la practicidad y no el diseño.

El tamaño importa

En cuestión de elegir coche el tamaño importa, es una de las claves en las que primero nos fijamos. Los monovolúmenes pequeños son modelos que se corresponden con el segmento B y que tienen una longitud de entre 4 y 4,3 metros. Lo cierto es que este tipo de vehículos es el que más sufre en la actualidad y ha visto como el número de modelos disponibles decrecía. Algunos como el Citroën C3 Picasso o el Opel Meriva acaban de decir adiós y su recambio son dos SUV, los Citroën C3 Aircross y Opel Crossland X.

Para los que necesiten más espacio, siempre podrán optar por un monovolumen compacto. En este caso corresponden al segmento C y se mueven en longitudes desde los 4,33 hasta los 4,65 metros. Entre estos modelos ya podemos encontrar alguno con siete plazas. Pero si no te vale con esto, siempre puedes recurrir a los monovolúmenes grandes que van de los 4,65 hasta los 5,37 metros y entre los que contamos con las furgonetas turismo.

De las 5 a las 7 plazas

Citroën C4 Grand Picasso

Como decíamos, en los monovolúmenes pequeños no habrá opción a elegir, todos los modelos que encontramos tienen 5 plazas de forma obligatoria. Pero a partir de los monovolúmenes compactos el abanico se abre y encontramos opciones también con 7 plazas. No es raro encontrar en este segmento marcas que tienen dos modelos, uno para satisfacer cada demanda. Como ejemplos están los Citroën C4 Picasso y C4 Grand Picasso, los Ford C-Max y Grand C-Max, los Peugeot 3008 y 5008 o los Renault Scénic y Grand Scénic.

En el caso de los monovolúmenes grandes será más fácil la decisión, ya que todos ofrecen las 7 plazas (de serie u opcionalmente). En el caso de las furgonetas de transporte de pasajeros habrá más configuraciones disponibles, pudiendo escoger desde las 6 hasta las 9 plazas en algunos casos. La versatilidad en todos monovolúmenes será clave, permitiendo escoger el número de plazas que queremos tener en cada momento.

Interior

Interior del Fiat 500L Living

El interior de los monovolúmenes busca generalmente la mayor comodidad posible. Y para ello es necesario fijarse en el acceso al habitáculo. La mayoría de modelos, sobre todos los de menor tamaño suelen contar con unas puertas traseras convencionales, pero de generoso tamaño para facilitar la entrada. Aunque en algunos casos se opta por las puertas corredizas, de gran comodidad y presentes en modelos tanto pequeños, como grandes. Otra opción eran las puertas traseras suicidas del antiguo Meriva.

Una vez dentro el espacio para los pasajeros y su carga es también vital. Es normal encontrar múltiples huecos portaobjetos para poder llevar cualquier tipo de cosa. Aunque es raro en otras carrocerías, aquí sí es posible encontrar plazas reales en las que puedan viajar adultos. También hay algunas bondades que cada vez van montando más coches como la segunda fila desplazable longitudinalmente para adaptarse a las necesidades.

Maletero

Maletero Toyota Proace Verso

El maletero también será un punto a tener cuenta en estos modelos que están pensados para viajar con toda la familia. En este apartado hay mucha variación entre pequeños y grandes, así como entre los de 5 y 7 plazas. En los pequeños pueden variar desde los 318 litros del Ford B-Max hasta los 570 de los Hyundai ix20 y Kia Venga (con asientos en posición adelantada). En los compactos la cosas se ponen serias y van desde los 470 litros del Ford C-Max hasta los 827 litros del Dacia Lodgy usando solo cinco plazas.

En los grandes se parte de los 650 litros del Renault Espace hasta ls 1.030 litros del Mercedes Clase V. Aunque en este caso el dato depende mucho del uso, porque con las 7 plazas desplegadas el espacio se ve limitado a unos 200-300 litros. También es conveniente fijarse la facilidad de plegado/despliegue de las plazas y si puede hacerse de forma individual.

Motores y cambio

Motor Volkswagen California

Si en los modelos pequeños veíamos que predominaban las mecánicas de gasolina, aquí será todo lo contrario. Los diésel son la referencia entre los monovolúmenes, principalmente en los de mayor tamaño. Hay modelos que solo ofrecen este tipo de mecánicas, aunque en otros también se ofrecerán motores de gasolina, que serán los más recomendados normalmente para aquellos que no sobrepasen los 20.000 kilómetros al año.

En todo caso, observando la oferta de monovolúmenes en términos generales observamos que la mayoría se trata de mecánicas turboalimentadas de cuatro cilindros y entre los 1.4 y los 2.2 litros. Las potencias suelen estar entre los 100 y los 200 CV, siendo lo más recomendable algo intermedio por prestaciones y consumo. También se tendrá que tener en cuenta el tamaño del monovolumen, pues no es lo mismo elegir motor para uno pequeño que para uno grande.

Seguridad

Los monovolúmenes suelen ser modelos que destacan en el aspecto de la seguridad. Buscan dar confianza a las familias y suelen salir bien parados de las pruebas de EuroNCAP, obteniendo en la mayor parte de los casos cuatro o cinco estrellas. Solo en algunas excepciones como Dacia se queda en tres estrellas. En estos modelos se presta especial atención a las plazas traseras y en la mayoría de casos encontraremos bastantes anclajes Isofix para las sillas infantiles.

Además cada vez traen de serie un mayor número de ayudas y sistemas que mejoran la seguridad. No es difícil encontrar crucero adaptativo, el asistente de cambio de carril, luces de carretera automáticas o control del ángulo muerto en muchos modelos, sobre todo en los de mayor tamaño (y por lo tanto más caros). Aunque es cierto que las marcas generalistas suelen dejar algunos de estos elementos para sus acabados superiores.

Equipamiento

En el apartado del equipamiento también se han ido adaptando para añadir las últimas tecnologías. Principalmente en infoentretenimiento habrá muchas opciones, en la mayoría de casos ya habrá pantallas táctiles de serie y conectividad para smartphones con Apple CarPlay o Android Auto. En función se vaya aumentando la factura a base de acabados superiores o de extras, este equipamiento mejorará mucho.

En este caso se podrán encontrar algunos elementos interesantes como es el caso de los faros LED, navegador, ayudas para el aparcamiento (muy beneficiosos en el caso de modelos grandes) o Head-Up Display. Aunque todo esto dependerá de lo que esté dispuesto a pagar cada uno y habrá que tener cuidado para no tomar decisiones erróneas a la hora de escoger equipamiento opcional..

Precio

Entre los monovolúmenes el abanico de precios es muy amplio debido al número de opciones disponibles y las enormes diferencias entre ellas. Aunque hay que destacar que debido a su descenso en la demanda, las marcas intentan ajustar los precios al máximo. En todo caso, una de las primeras claves es comprar un coche que te puedas permitir e intentar evitar la tentación de escoger alguno que esté por encima de las posibilidades. Por ello es recomendable establecer un presupuesto realista y, si piensas en financiar la compra, determina cuánto puedes gastar cómodamente en un pago mensual.

Cuando llegue la hora de comprar, intenta mantener el presupuesto, pues es fácil gastar más de lo que planeas. Esto hay que vigilarlo con más precisión en el caso de los premium, que dependiendo del equipamiento pueden engrosar mucho la cuenta final. De todos modos, la regla del 20 / 4 /10 puede ayudarte a no tener agobios económicos en el futuro y a tener en cuenta algunas variables importantes. También te mostramos los errores más comunes a la hora de comprar coche.

Una vez que haya un presupuesto, es hora de comparar los precios de estos coches. En sitios como coches.com podrás buscar entre vehículos nuevos, km 0 y usados seleccionados por su mejor precio. Al comenzar a mirar, observa tantos vehículos como te sea posible y luego vete limitando la búsqueda. Con nuestra aplicación puedes también conocer la evolución de los precios de los coches y optimizar el momento de compra.