(0236) 442-2430

Av. San Martín 288 ,Junín, Buenos Aires.

El camión eléctrico Terberg de 65 toneladas utiliza transmisión Allison para maximizar la productividad

CarlosEl convertidor de torque permite que el tractor de 65 toneladas de SCHERM Group logre la máxima velocidad de la manera más rápida, para cumplir con el ajustado calendario de entrega de mercancías

Durante casi dos años, el Grupo SCHERM ha utilizado Tractor de Puerto 100 eléctrico Terberg YT202-EV, equipado con una transmisión completamente automática Allison para entregar eficientemente materiales a la planta local del Grupo BMW.

"El camión eléctrico ha demostrado su actuación en la ciudad y la entrega de just-in-time para BMW está funcionando con fluidez", dijo Ulf Frenzel, Gerente de Flota de SCHERM Group. "La transmisión Allison hace posible que se utilice la potencia del motor eléctrico de la mejor manera. El camión se puede maniobrar sencillamente y es muy fácil de conducir".

El camión totalmente eléctrico está equipado con un motor síncrono trifásico (614 V) con una potencia máxima de 138 kW (188 CV) y una transmisión automática Allison 3000 Series ™. La transmisión Automática Allison es la clave,  el camión tiene que trabajar con un peso bruto vehicular (GCW) de hasta 65 toneladas y alcanzar la velocidad máxima lo más rápido posible,  para cumplir con el calendario de entrega. Esto es posible gracias al convertidor de torque de la transmisión, que multiplica el par del motor durante el arranque y la aceleración.

Además, la transmisión Allison entrega potencia constante para aumentar la productividad, incluso con un motor más pequeño. Sin Allison, habría sido necesario un camión con un motor más grande y mucho más caro. La provisión de toma de fuerza de la transmisión (Power Take-Off) se utiliza para accionar la bomba hidráulica, que ahorra un generador eléctrico adicional.

"La transmisión Allison demuestra su fiabilidad y facilidad de uso en su funcionamiento diario", declaró Frenzel. "Además, tenemos un menor tiempo de inactividad de mantenimiento que con un vehículo diesel convencional, mejor productividad y por lo tanto somos mucho más eficientes".

El vehículo eléctrico de 65 toneladas viaja en dos turnos ocho veces al día, cinco días a la semana, entre la planta de BMW en Múnich y el centro logístico de SCHERM, que está a 3 km. Desde su puesta en marcha en 2015, el camión ha completado más de 3.000 recorridos de aproximadamente 17.000 km. En los últimos dos años, se han ahorrado más de 8.000 litros de diesel, lo que equivale a 22 toneladas de dióxido de carbono.

“Estamos muy satisfechos con el camión eléctrico”, aseguró Frenzel. "Queríamos demostrar que la movilidad eléctrica también funciona en el transporte de carga, y hemos logrado nuestro objetivo".