(0236) 442-2430

Av. San Martín 288 ,Junín, Buenos Aires.

GUERRIERI LLEVÓ AL CITROËN C4 LOUNGE AL P7 EN EL “ZONDA”

Carlos

El tradicional circuito sanjuanino entregó, ante una multitud, otro gran espectáculo del STC2000. El CITROËN TOTAL RACING SUPER TC2000 TEAM colocó dos autos entre los puestos puntuables: gran tarea Esteban Guerrieri (25) el mejor posicionado del equipo –cruzó la bandera en el séptimo lugar–, y buen trabajo de Martín Moggia (8) que largó muy atrás, remontó hasta la P14 y sigue sumando en el campeonato. Manuel Urcera (51) tuvo un fin de semana complicado: debió reemplazar dos motores y en la final fue excluido por una maniobra.

Pocos circuitos ofrecen una escenografía natural de la magnitud que guarda el “El Zonda – Eduardo Copello” sanjuanino. Inaugurado hace 50 años, está enclavado entre las montañas y ofrece una traza muy atractiva tanto para el público como para pilotos. Para ellos la exigencia está entre las mayores del año. El CITROËN TOTAL RACING SUPER TC2000 llegó a Cuyo con la expectativa alta pero los resultados de la final estuvieron por debajo de lo esperado. Sin embargo,se sumaron puntos nuevamente y se ganó más experiencia en este primer año.

No obstante las complicaciones a lo largo de los dos días, un CITROËN C4 LOUNGE –en el debut del modelo en este circuito– llegó entre los 10 primeros con Esteban Guerrieri. Otro representante de la marca arribó entre los 15 puestos que entregan puntos: Martín Moggia largó desde las últimas posiciones y completó la carrera protagonizando una gran remontada que lo dejó en el P14.

Un día de sol a pleno, mucho calor y una multitud –la organización estimó una asistencia de 40.000 espectadores– que pintó lasladeras de los cerros preanunciaban otro gran capítulo de la categoría más tecnológica de Sudamérica. Y el Súper TC2000 no defraudó. La final, de orden cambiante, con varias intervenciones del Auto de Seguridad– recalentó el campeonato y fue ganada, tras 38 vueltas, por Mariano Werner (P. 408) seguido de Facundo Ardusso (R. Fluence) y con Leonel Pernía (R. Fluence) en el tercer lugar del podio. Quedan dos citas para cerrar un campeonato que está abierto. El CITROËN TOTAL RACING SUPER TC2000 TEAM espera cerrarlo de igual manera que en su debut en Buenos Aires: con un triunfo que corone el esfuerzo en una gran primera temporada.

ESTEBAN GUERRIERI

“Terminé bastante extenuado. Fue una carrera muy dura y considero que el resultado final es positivo, pusimos al CITROËN C4 LOUNGE en el séptimo lugar como para coronar una progresión en la performance a lo largo de todo el fin de semana. Se juntaron muchos problemas, de diversa índole, no sólo en mi auto y el grupo de mecánicos casi no durmió para terminar los autos. Vaya mi reconocimiento para ellos y todo su esfuerzo. Hay que seguir trabajando y buscando, funcionamos bien, penamos en general con muchos inconvenientes –perdíamos mucho en lo recto, no sé si por el motor o la aerodinamia– pero el auto en general va bien. Quizá si los cambios que hicimos para hoy los teníamos el sábado... podíamos haber salido más adelante. Los puntos y la experiencia sirven”.

ALBERTO SCARAZZINI, Director Deportivo

“Trabajamos mucho pero no pudimos coronar un resultado importante. La verdad fue que el fin de semana fue dispar para nuestros tres pilotos. Por el lado de Esteban Guerrieri estuvimos, quizá, más cerca de la lógica y el puesto 7 de la final está acorde con lo que pudimos dar. Siempre aspiramos a más pero no siempre se puede. Comenzamos muy complicados la clasificación y pudimos, en la Carrera Clasificatoria, empezar a encontrar el auto. El domingo nos movimos dentro de parámetros más lógicos y nos acercamos a la punta. Hubo una evolución en la performance. Para Martín Moggia fue un fin de semana de menor a mayor. Muchos problemas, muchas fallas, el sábado que impidieron que no clasificara y largara último el sprint. Hoy Martín hizo un gran trabajo y llegó en los puntos lo cual es muy importante, por su regularidad y porque siempre llega y suma. Satisfactorio el resultado si miramos cómo arrancamos el primer día. Y, en el caso de Manuel Urcera, es el más duro: desde que salimos a pista no hubo rendimiento en el motor y nos obligó a reemplazar dos motores. Mucho trabajo para todo el equipo y poco tiempo del auto en pista. En la final, venía haciendo una gran carrera y estuvo involucrado en un toque múltiple que, los Comisarios Deportivos, determinaron que tenía parte de la responsabilidad, no opinamos lo mismo, pero respetamos este tipo de decisiones. Nos hubiera gustado estar más adelante. Esperemos que sea la que viene en Roca, porque el auto progresa. Tenemos que materializarlo en resultados”.